Las Provincias

Elche CF

ELCHE CF

«He mandado a Fran Escribá a la guerra sin los fichajes que me comprometí a darle»

Víctor Orta, durante la rueda de prensa de ayer
Víctor Orta, durante la rueda de prensa de ayer / Daniel Madrigal
  • Víctor Orta asume su responsabilidad por la planificación deportiva y espera recibir en breve el visto bueno de la Liga para poder fichar

El director deportivo del Elche, Víctor Orta, rompió ayer su silencio para ofrecer su verdad, después de haber vivido unos meses muy intensos y complicados desde su llegada al cargo. Su trabajo se quedó a medias ante la negativa de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) a ampliar el presupuesto económico para hacer más incorporaciones. Asume su «cuota de responsabilidad», pero admite que «el club también tiene su parte de culpa», según reconoció. Ante todo, Orta lamenta no haber cumplido con las expectativas generadas al entrenador, Fran Escribá, al que alabó su compromiso y trabajo junto al resto del cuerpo técnico.

«No me esperaba que el cuerpo técnico fuera tan bueno. Vi al consejo dolido y mandé a Fran Escribá a la guerra sin lo que me había comprometido a darle», dijo, y aseguró que el Elche tiene nivel para estar luchando por la permanencia: «Si no lo creyera ya me hubiese ido». Orta no cree «en conspiraciones» por la «postura beligerante» de la LFP.

«Íbamos a hacer una ampliación del presupuesto, entendiendo nuestra situación ante Hacienda y la cantidad de abonos», y ante esa negativa su plan final se vino abajo. «Al final de los 15 días teníamos previsto hacer un sprint final y estaba coordinado con el consejo de administración y nuestra sorpresa fue mayúscula con los planes de la Liga, que fue muy radical. Desgraciadamente el mayor perjudicado es el cuerpo técnico o el entrenador, no sé si pedirles disculpas por no haber podido cumplir muchas cosas. Tuvimos casi cerrados cinco jugadores, un español, un sub21 y otros tres internacionales que estaban dispuestos a venir», dijo el director deportivo del conjunto franjiverde.

Víctor Orta tiene claro que las responsabilidades habrá que depurarlas cuando finalice la temporada. «Yo sé mi cuota de responsabilidad y el club sabe las suyas. Al final de temporada asumiremos las consecuencias si el resultado no es satisfactorio. En muchos sentidos el diálogo fue muy satisfactorio y por eso fue frustrante. El consejo de administración, cuando se genera el problema, le dio mil vueltas a mil soluciones y eso me dejó más tranquilo porque no vi apatía. También vi que esas soluciones no tenían la respuesta adecuada ante la Liga», aclaró.

El director deportivo también se mostró partidario del modelo de control presupuestario impuesto desde la Liga de Fútbol Profesional, pero, a su entender, debe ser individualizado. También aprovechó para dejar claro que la cesión de Miguel Ángel se decidió antes de que saltara todo el problema, aunque con Sapunaru y con los dos porteros el tema estaba pactado con Escribá.

Orta quiso defender sus incorporaciones y, sobre todo, lanzó un guiño al cuestionado Tyton. «Si a principio de temporada me dicen de qué fichaje estaría más orgulloso diría que Tyton, los análisis se hacen en la jornada 38. No todos los fichajes son titulares, eso no pasa en ningún equipo», reflexionó.

Y de cara al presente más inmediato, el director deportivo espera que la LFP dé el visto bueno en breve para poder incorporar a algún jugador, habida cuenta de las necesidades que hay en el medio centro y en el lateral derecho. «Si somos capaces de incrementar el presupuesto y si encontramos un jugador parado que acepte unas condiciones económicas determinadas no deberíamos esperar al mercado de invierno. Todas son opciones de riesgo, porque si están parados es por algo. Hacer por hacer también sería un error, estamos valorando todo», expuso.

También quiso aclarar que en ningún momento se refirió al asistente del colegiado Del Cerro Grande con expresiones malsonantes y está convencido de que al final de la temporada «habrá compensación arbitral». Y pese a reconocer que «nos ha faltado algo de suerte» en algunos partidos, Orta está seguro de que al final se conseguirá el objetivo. «Estoy completamente convencido de la permanencia del Elche y de un cuerpo técnico que, pese a no darle todas las armas, está dando un buen rendimiento», dijo. También aseguró que hasta diciembre no se abordará ninguna renovación y Damián Suárez podría ser una de las prioridades por su rendimiento en las dos últimas temporadas.