Las Provincias

Elche CF

«Caballero debería hacer público el nombre de quien le quiso comprar»

«Caballero debería hacer público el nombre de quien le quiso comprar»
  • Fran Escribá pone la mano en el fuego por la honestidad del club y pide al portero del Málaga que aclare quién contactó con él «para poder echarle del fútbol»

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) confirmó ayer que también llevará a Anticorrupción el Málaga-Elche, disputado el pasado 30 de abril, correspondiente a la 36ª jornada de la pasada Liga, después de que Willy Caballero, exportero del equipo andaluz (y antes del conjunto franjiverde), denunciase que recibió la llamada de un intermediario ilicitano que le ofreció dinero a cambio de dejarse marcar algún gol que permitiese al conjunto de Fran Escribá sumar la victoria, según desveló ayer el diario 'El País'.

Caballero, ahora en el Manchester City, rechazó la oferta y destapó el caso en el que ahora se ven involucrados el Málaga y el Elche, aunque ambos clubes aseguran desconocer la investigación abierta por la patronal de clubes, decidida a intentar acabar con los amaños en el fútbol español. El Elche ganó dicho encuentro (0-1), con un disparo desde fuera del área de Garry Rodrigues, y se quedó a un punto de la permanencia (el que logró la semana siguiente frente al FC Barcelona en el Martínez Valero). Aquel Málaga tenía prácticamente asegurada la salvación cuando el guardameta recibió la supuesta oferta fraudulenta, pero en ningún caso garantizada, de ahí que no pudiera renunciar a los puntos alegremente.

Fran Escribá trató ayer este espinoso asunto dotándolo de la mayor normalidad posible, mostrándose tremendamente tranquilo y confiado en la honestidad de la entidad, llegando a poner incluso «la mano en el fuego» por la inocencia de dirigentes y club en el caso que se ha encargado de denunciar la LFP.

«Si alguien llamó a Willy para eso, me parece perfecto que lo denunciara, pero si sabe el nombre de quién dice que le llamó lo ideal sería que lo diera a conocer para poder apartar a esa persona del mundo del fútbol», aseguró el entrenador. Según los datos de la investigación, un supuesto intermediario propuso a Willy Caballero, en nombre del Elche, dejarse batir a cambio de dinero. Aunque no se llegó a hablar de cantidad, el portero asegura que declinó la oferta y lo denunció directamente a la patronal del fútbol, que ahora investiga el caso.

Escribá insistió en su comparecencia que «tanto Caballero como el Málaga y yo pensamos que ese tipo de personas son las que sobran en el mundo del fútbol». Y ayer, nuevamente, el preparador dejó claro que, desde su punto de vista, no hubo ningún tipo de anomalía en ese partido.

«Me ciño a lo dicho la semana pasada y sé que la opinión del Málaga es la misma. El Elche está a disposición de las autoridades para colaborar en lo que haga falta, pero pongo la mano en el fuego por mi club», subrayó. El técnico valenciano ya recordó hace siete días que si hubo amaño, «todos disimularon bien», porque, según recordó, su equipo terminó «jugando con uno menos», en referencia a la expulsión de Botía, Botía. «Estuvimos los diez últimos minutos encerrados en nuestra área defendiendo el resultado», reiteró Escribá.

Estas sensaciones que experimentó el preparador valenciano en el banquillo de La Rosaleda contrastan con las expuestas por su homólogo alemán en el bando malagueño. Bernd Schuster se mostró muy contrariado al final del choque y lo dejó muy claro en la rueda de prensa posterior a la victoria por la mínima del Elche en Málaga. «Tengo varios jugadores irreconocibles. Estamos en el campo, pero no estamos», lamentó entonces el exentrenador malacitano.

Si Anticorrupción ve indicios fundados en el testimonio de Caballero, abrirá una investigación idéntica a la que ha puesto en marcha estos días para esclarecer si el Zaragoza amañó su partido con el Levante la misma temporada que el Hércules cayó a Segunda División tras su efímero paso por la Primera. El fiscal tendrá que interrogar a todas las partes, pero para que eso ocurra primero tendrá que notificar oficialmente a las dos entidades la apertura de diligencias, algo que, de momento, no ha ocurrido.