Las Provincias

Elche CF
Edu Albacar salta con James Rodríguez, anoche. :: p. campos / efe
Edu Albacar salta con James Rodríguez, anoche. :: p. campos / efe

UNO A UNO

El Bernabéu, muy grande

Difícil escenario en el que se presentó anoche el Elche, tanto por el rival como por la situación del equipo tras perder el viernes contra el Eibar. Aún así, los franjiverde saltaron al Bernabéu motivados, pero solo duró 26 minutos, tiempo en el que el Real Madrid tardó en adelantarse. Un conjunto ilicitano muy serio en defensa y rápido en ataque puso en apuros a los laterales blancos durante los primeros minutos del primer tiempo. Pero, tras el gol de penalti de Albacar, el Real Madrid se puso manos a la obra y no dejó respirar a los franjiverde.

MANU HERRERA (EL MEJOR)
Todas las miradas apuntaban a él y se le notó nervioso en los primeros minutos. En el primer gol que encajó pudo hacer más, pero luego se repuso y se le notó muy seguro. Hizo olvidar a Tyton bajo palos gracias a sus buenas intervenciones.

CISMA
Jugó en el lateral derecho, posición que habitualmente ocupa Damián, y a la que él no está acostumbrado. No aportó nada en ataque y en defensa no fue capaz de parar el vendaval madridista.

PELEGRÍN
Esta temporada le está tocando ser titular en los grandes escenarios. Lo fue en el Camp Nou y también anoche en el Bernabéu, donde notó la falta de rodaje, ya que no jugaba desde la primera jornada, y se vio superado por la delantera blanca.

LOMBÁN
El central asturiano se mostró seguro por alto pese a las embestidas merengues, fue el líder de la defensa franjiverde. Estuvo mejor que Pelegrín, su compañero en la zaga, pero es difícil parar a la delantera del Real Madrid.

ALBACAR
Atacó menos de lo que acostumbra y no estuvo acertado en defensa, pero a balón parado sí que fue el Albacar de siempre, ya que consiguió llevar peligro a la portería de Keylor Navas. Transformó el penalti que puso por delante al Elche en el minuto 15.

MOSQUERA
El exmadridista fue el único jugador franjiverde que cumplió mínimamente su papel en el centro del campo. Muy por encima del nivel que mostraron sus compañeros. Lo intentó con varios lanzamientos desde fuera del área pero ninguno inquietó a Keylor Navas.

ADRIÁN GONZÁLEZ
Como es habitual en los últimos partidos, el centrocampista madrileño pasó como un espejismo durante el encuentro. No ayudó a Mosquera y tampoco y tampoco consiguió dar salida al balón y tampoco se le vio especialmente activo en defensa. Fue cambiado por Pasalic en el 66.

VÍCTOR RODRÍGUEZ
Como todo el equipo, empezó muy bien, buscando a Rodrigues con pases en profundidad a la espalda de Marcelo, pero fue bajando el nivel según avanzaba el partido. Dio un bajón físico y durante el último tramo del encuentro estuvo inédito.

RODRIGUES
Durante el primer tiempo trajo de cabeza a Marcelo gracias a su rapidez, además provocó la tarjeta amarilla que recibió el lateral brasileño en el minuto 16. En el segundo tiempo estuvo desaparecido. En el minuto 78 fue sustituido por Cristian Herrera.

CORO
Jugó sobre todo por la banda izquierda, aunque también lo hizo durante algún tramo del partido por la derecha. Tuvo la oportunidad de recortar distancias en el minuto 51, pero su disparo se fue alto. Escribá decidió sustituirlo por Fayçal en el minuto 60.

JONATHAS
Muy activo sin el balón durante el primer tiempo, tirando buenos desmarques, pero sus compañeros no le encontraron. Durante el segundo tiempo no se le vio, como al resto de sus compañeros en ataque.

FAYÇAL
Estuvo la última media hora sobre el terreno de juego, justo en el tramo del partido en el que peor jugaron los franjiverde. No aportó la fluidez que se espera de él ni supo conectar con un Jonathas ya justo de energía. Entró en sustitución de Coro.

PASALIC
No tuvo su día. Sustituyó a Adrián en el 66, pero, igual que el jugador madrileño, tampoco estuvo acertado en el tiempo que permaneció en el verde. Hizo una falta infantil a Cristiano Ronaldo dentro del área, que el árbitro señaló como penalti y supuso el 4-1 a favor del Real Madrid.

CRISTIAN HERRERA
Estuvo sobre el campo 12 minutos, pero no participó en el juego. Apenas tocó el balón.