Las Provincias

Elche CF

ELCHE CF

Un regreso especial para los 'blancos' del Elche

Adrián González y Pedro Mosquera, durante un entrenamiento del Elche.
Adrián González y Pedro Mosquera, durante un entrenamiento del Elche. / DANI MADRIGAL
  • Manu Herrera, Adrián González y Pedro Mosquera vuelven al Santiago Bernabéu tras iniciar su carrera en su cantera. El centrocampista gallego es el único de los tres que llegó a debutar con el primer equipo; los otros dos tuvieron que abandonar mucho antes

En el vestuario del Elche hay tres jugadores que aguardan con especial cariño el regreso al Santiago Bernabéu. Son los casos del portero Manu Herrera y de los centrocampistas Adrián González y Pedro Mosquera, que dieron sus primeros pasos en el mundo del fútbol en la casa blanca. Y siempre agradecerán el haber completado el período de formación en uno de los clubs más importantes del mundo.

Pedro Mosquera es el único de los tres jugadores franjiverdes que ha conseguido tener la oportunidad de jugar con la camiseta del primer equipo del Real Madrid. Su trayectoria se asemeja mucho a la Adrián González, si bien tuvo la suerte de poder llegar al escalón final, con la oportunidad que le concedió Manuel Pelegrini cuando militaba en el banquillo merengue.

Mosquera tardó en darse cuenta que el fútbol podría ser su futuro. Ya muy joven, como buen gallego, disfrutaba de un deporte tan tradicional como es el hockey sobre patines en la escuela Santa María del Mar.

A los 12 años de edad, se incorporó a la cantera del Real Madrid y ocho años después hizo realidad el sueño de todo canterano. Después de casi cien partidos con el Real Madrid C y Castilla, Mosquera formó parte de su primera convocatoria con el equipo blanco. El 24 de enero de 2010, el jugador estuvo en el banquillo ante el Málaga, pero no tuvo ocasión de jugar unos minutos. La historia se repitió dos meses y un día después para jugar unos minutos ante el Getafe sustituyendo a Xabi Alonso en la victoria blanca por 4-2.

Adrián González entró a formar parte del fútbol base del Real Madrid a los nueve años. Empezó en categoría benjamín hasta conseguir llegar a debutar con el primer equipo en el 2007. El hijo de Míchel, mítico jugador de la casa blanca, consiguió ser una de las jóvenes perlas de la cantera. A sus 19 años de edad, ya había firmado su primer contrato profesional.

Su salto al filial llegó en la temporada 2006/07, coincidiendo con su padre en el banquillo. Esa temporada, el centrocampista disputó 38 encuentros y anotó cinco goles. Fue una de sus mejores temporadas, lo que le valió empezar a dar los primeros pasos en Primera División a raíz de una primera cesión al Celta de Vigo, después al Nàstic de Tarragona y estar dos temporadas más en el Getafe.

Manu Herrera ingresó en la cantera del Madrid en 1995. Durante cinco temporadas, el portero dio sus primeros pasos en la casa blanca. Con 13 años de edad, el portero debutó con el Real Madrid C en la temporada 2000/01.

Durante su estancia, Manu pudo foguearse tanto con los porteros Iker Casillas como Diego López. Con ambos guarda una buena amistad forjada en muchos entrenamientos llevado a cabo en esa etapa. Esos cinco años le valieron poder llegar al equipo de Segunda B, pero no pasó el corte. Comenzó su período de cesiones en diferentes equipos hasta llegar al Levante con el que consiguió un ascenso a Primera. Fue uno de los mayores éxitos junto al del Elche.