Las Provincias

Elche CF

vídeo

Fayçal Fajr y el exfranjiverde Ángel saltan en su pugna por un balón aéreo. : / Daniel Madrigal

elche cf

Adiós al fortín en casa

  • El Elche ofrece una pobre imagen y pierde, después de un año imbatido el Martínez Valero, ante un rival directo por la permanencia

El Elche perdió su condición de invicto en el estadio Martínez Valero y sumó su primera derrota en 2014, después de un mal partido ante el Eibar (0-2). Desde que el Málaga se impusiera por la mínima el pasado 17 de diciembre, los franjiverde encontraron su talismán para sacar buenos resultados ante su afición. Pero, la racha tocó a su fin. El Eibar supo aprovechar dos claros errores defensivos en la primera parte para dejar visto para la sentencia el encuentro. Lo peor de todo fueron las enormes carencias de juego que mostraron los de Fran Escribá, y un jugador señalado por la grada: el portero Tyton. Cierto que el guardameta no estuvo acertado en las dos acciones, pero cada vez que intervino en la segunda parte, un sector de la afición la tomó con el polaco, que vivió un partido muy complicado.

Casi con el pitido inicial del colegiado Jaime Latre, el Elche se vio por debajo en el marcador. Un grave error defensivo lo aprovechó el Eibar, cuando el cronómetro cumplía el minuto 2 de partido. Un blando despeje de Mosquera desde el lateral lo aprovechó Dani García para batir de potente disparo al meta Tyton. El gol fue una losa y condicionó toda la primera parte. Las buenas intenciones y los elogios obtenidos por la victoria en Vallecas se esfumaron de un plumazo. Peor no podían empezar las cosas, debido a un regalo que no desaprovechó el equipo recién ascendido, que demostró madera para dar mucha guerra con el objetivo de la salvación. El Elche no encontró su identidad. Jugar a remontar no entraba en los planes iniciales, pero los ilicitanos no supieron leer el encuentro porque apenas generaron peligro para igualar el marcador. Demasiados nervios y precipitación, a pesar de tener el control del balón ante un Eibar que con orden y disciplina se bastó para no pasar .

Lo cierto es que los armeros, sin hacer nada del otro mundo, pudieron poner la guinda en la primera parte en dos acciones de Aruabarrena, que no supo definir en los metros finales, y en otra acción que no remató el exfranjiverde Ángel antes de la media hora de juego.

Sin control de la situación, con Mosquera y Adrián sin poder conectar con los extremos, el Elche fue un equipo que jugó a impulsos y con demasiada precipitación en los metros finales, y que se tuvo que encomendar a alguna acción individual de Garry Rodrigues para tratar de llegar con cierto peligro al portal defensivo por Irureta.

Una acción del caboverdiano con pase final a Coro, que no acertó a rematar, fue la mejor aproximación de los ilicitanos. El empate pudo llegar unos minutos después, en una cantada del meta Irureta en un lanzamiento lejano de Fayçal.

El Eibar jugó a su ritmo, haciendo valer la ventaja en el marcador, para replegar bien y aguantar las embestidas de los locales. El exilicitano Albentosa tuvo un papel destacado en su labor de frenar a Jonathas, y cumplió a la perfección, secando al delantero brasileño en la primera parte. Encima se dio el gusto de poder celebrar un tanto, tras rematar a placer un saque de esquina, después de otro grave error defensivo. Tyton, que no estuvo nada fino, se quedó a media salida y el central solamente tuvo que empujar a portería vacía el balón con la cabeza, gracias a un certero pase de Saúl Berjón, que ponía el dos a cero en el marcador. Demasiado premio para el Eibar y demasiada penalización para un Elche condenado a ese castigo por los errores de bulto cometidos hasta ese momento.

Con el pitido del árbitro, al descanso, por primera vez en mucho tiempo, una parte de la grada silbó al equipo franjiverde.

Fran Escribá decidió hacer un único retoque en su once titular, con la presencia de Fayçal Fajar en detrimento de Víctor Rodriguez. Pero en el descanso, tuvo que apostar fuerte, y dejó en la caseta a Ferrán Corominas, que no tuvo su noche, en lugar de Cristian Herrera.

El delantero canario a punto estuvo de recortar distancias en el marcador cuando a los dos minutos se fabricó una ocasión, dribló a los centrales del Eibar pero, en la finalización, su disparo salió por encima del travesaño. Una gran oportunidad desaprovechada.

El Eibar dio un paso atrás y eso favoreció que, poco a poco, el Elche ganara metros. Pero, cerrando espacios, al conjunto franjiverde se le hizo el área demasiado grande. En el minuto 58, Mosquera buscó la meta rival con un disparo lejano, pero no sorprendió a Irureta.

Escribá dio un giro más a su planteamiento ofensivo con la entrada de Víctor Rodríguez en banda izquierda por un desaparecido Adrián González. El técnico buscaba abrir bandas, pero el equipo apenas interpretó esa alternativa para recortar distancias. Pero a falta de juego y de ocasiones, la grada empezó a perder la paciencia y responsabilizó al meta Tyton.

Cada vez que el portero polaco tocaba un balón en su área, un sector de la afición silbaba al guardameta polaco, que en cuatro jornadas ha encajado ocho goles.

Casi en la recta final del encuentro, el Elche volvió a poner en apuros al meta Irureta, que se tuvo que emplar a fondo en un lanzamiento desde la frontal de Enzo Roco. El Elche ya había entregado el partido y, de este modo, sumó su primera derrota como local. No pudo igualar el mejor arranque de Liga y mostró unas sensaciones negativas. Ahora, a pasar página y pensar en la revancha, ese martes a las 20.00 horas ante el Real Madrid en el Santiago Bernabeu. Todo un reto.