Las Provincias
Elche CF

elche cf

«Tengo gratos recuerdos de mi etapa en el Elche y siento nostalgia por todo lo vivido en ese club»

De izquierda a derecha, Raúl Albentosa, Jaime Jiménez, Ángel Rodríguez y Javi Lara, ayer, en las dependencias del Eibar en Ipurua. ::
De izquierda a derecha, Raúl Albentosa, Jaime Jiménez, Ángel Rodríguez y Javi Lara, ayer, en las dependencias del Eibar en Ipurua. :: / El Diario Vasco
  • El delantero Ángel Rodríguez lidera el grupo de cinco jugadores del Eibar que han pasado por el club ilicitano

La SD Eibar ha formado una plantilla en su primera temporada en la máxima categoría marcada por la presencia de hasta cinco jugadores que han militado en diferentes años en las filas del Elche. El cuadro armero, que cuenta con mayor presupuesto para su plantilla que los ilicitanos, se ha nutrido de jugadores con proyección manteniendo la base del ascenso y apostando por jugadores con experiencia en la Liga BBVA para sobrevivir en la compleja Primera División.

Casualidades del fútbol, en el vestuario del Eibar hay una buena cantera de exjugadores que han pasado por el Elche. El grupo formado por el portero Jaime Jiménez, el defensa Raúl Albentosa, los centrocampistas Javi Lara y Manu del Moral, junto al delantero Ángel Rodríguez, esperan no fallar a la cita del viernes. Volver a jugar en «un campo especial», como es para ellos el Martínez Valero, resulta un buen estímulo para todos.

No ocultan que será «un partido emotivo», en algunos casos incluso con ánimo de revancha personal porque no todos llegaron a triunfar en su etapa franjiverde. Ahora saben que tienen la oportunidad de reivindicarse en un duelo entre dos aspirantes a lograr al final de la temporada la salvación.

De recuerdo más reciente está el paso de Manu del Moral, cedido por el Sevilla durante la pasada temporada. El ariete jienense tuvo un año para olvidar. Las lesiones marcaron su bajo rendimiento a pesar de que era uno de los hombres en los que Fran Escribá siempre confió. Apenas disputó 24 encuentros y anotó dos goles. El club ni tan siquiera se planteó llegado el momento una opción de recompra o volver a solicitar su cesión. A día de hoy, sigue lesionado.

Otro jugador que conoce a la perfección Fran Escribá es el delantero Ángel Rodríguez. Hasta en dos etapas diferentes, el jugador canario ha estado en la casa franjiverde. Rodriguez llegó en la temporada 2010 procedente del Tenerife. Le costó hacerse un hueco en la etapa de Bordalás y cuando lo consiguió decidió aceptar la oferta del Levante. Curiosamente, el jugador fue uno de los refuerzos de lujo para el mercado de invierno la temporada del ascenso.

«Tengo grandes recuerdos de mi etapa en el Elche y siento nostalgia. Sabemos que nos aguarda un rival complicado que viene de ganar al Rayo en Vallecas y está firmando un buen comienzo de competición», destacó el jugador.

El ariete tiene claro que será una dura reválida la que les toca afrontar. «Sabemos que el Elche es un equipo muy táctico, a su entrenador le gusta tener muy ordenado a su equipo, pero vamos a un excelente campo donde se respira un gran ambiente de fútbol», señaló.

El portero Jaime Jiménez se llevó un mal recuerdo en su etapa en el Elche después de que no se le renovara su contrato, a pesar de que fue un jugador clave en el 'play off' que se perdió ante el Granada. Jaime recaló en el año 2008 en la entidad ilicitana. Y tuvo que vivir a la sombra de Willi Caballero, que fue el dueño de la portería en las cinco campañas en las que militó. Cuando el arquero fue traspasado al Málaga, durante el mercado invernal, en el año 2011, se demostraron las verdaderas cualidades de Jaime, que se ganó el cariño de la afición con sus actuaciones. Al final, una decisión de Juan Carlos Ramírez le privó de seguir en la entidad.

El jugador aseguró en su momento sentirse «maltratado» por la baja oferta de renovación que le presentaron en su día y optó por cambiar de aires y recalar en las filas del Real Valladolid.

Otro dos jugadores tuvieron oportunidad de conocer el Elche desde la cantera. Son los casos de Javi Lara y Raúl Albentosa. Ambos apenas tuvieron participación en las dos temporadas que estuvieron en el club, pero ahora atraviesan el momento más dulce después de todo un calvario por los campos de Segunda B.

Lara se incorporó a la entidad ilicitana en la temporada 2009. Fue un fichaje de Ramírez, sin contar con el visto bueno del técnico Claudio Barragán. Esa situación le pasó factura. Su calidad se manifestó a cuenta gotas y las lesiones también jugaron en su contra. El centrocampista cordobés alternó su presencia en el primer equipo con otra temporada en el filial antes de abandonar el club. Lara es uno de los fijos de Garitano. Se exhibió en la primera jornada de la competición con un gran gol de golpe franco directo en el encuentro ante la Real Sociedad.

Una situación muy similar vivió Raúl Albentosa, que se ganó la oportunidad ante la buena temporada que realizó en el Elche B. Su premio con David Vidal fue el poder debutar ante el Xerez el 15 de junio de 2008. Posteriormente, tras una cesión, el jugador tuvo también otras dos oportunidades pero al final decidió seguir su carrera futbolística en Segunda B. Albentosa consiguió la pasada temporada el ascenso a la máxima categoría y está siendo una pieza fundamental en el centro de la defensa del cuadro armero.

De esta lista, hay un caso excepcional. El jugador Lillo fue despedido en el Elche antes de ser presentado junto a dos jugadores más que llegaban de la mano del representante Domingo Sevillano que era el asesor del club en la materia deportiva. Su fichaje se anunció en junio de 2009 cuando Ramírez gobernaba el club pero el consejero delegado rompió sus contratos por unas discrepancias con su agente.