Las Provincias

Elche CF
Cristian Herrera pasa por detrás de Fran Escribá mientras éste dirige la sesión de entrenamiento.
Cristian Herrera pasa por detrás de Fran Escribá mientras éste dirige la sesión de entrenamiento. / Daniel Madrigal

ELCHE CF

Maratón de partidos de Liga

  • El Elche jugará sus tres próximos encuentros en un plazo de siete días. El equipo de Fran Escribá mejora el arranque de la temporada pasada y tiene en Jonathas a su líder ofensivo con un gol y una asistencia

El Elche tiene ante sí una semana que puede ser mágica en función de los resultados que obtenga. Por delante, tres encuentros: dos como local y otro a domicilio. A la vuelta de la esquina, le aguarda el Éibar, este viernes a las 21 horas, en el Martínez Valero, para, a renglón seguido, visitar el próximo martes al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Cierra el ciclo nuevamente en casa recibiendo al Celta de Vigo.

Es por ello que la plantilla franjiverde regresa hoy a los entrenamientos consciente de la importancia que adquieren los encuentros que se avecinan para dar un paso importante en la clasificación. Aunque la Liga acaba de arrancar, el Elche ha mejorado su puntuación con respecto a la pasada temporada. La primera victoria ha llegado en la tercera jornada, cuando en la pasada edición tocó esperar al séptimo partido, cuando se venció por la mínima a domicilio al Celta en Balaídos. Los franjiverde se han asentado en la novena posición de la clasificación con 4 puntos si bien las diferencias ahora mismo son mínimas con respecto a la zona de abajo.

Este buen comienzo de competición es toda una inyección de moral para el grupo que dirige Fran Escribá. El reto es firmar la mejor primera vuelta y empezar a poner tierra de por medio sobre los rivales que se juegan también el objetivo de la permanencia. Éibar y Celta de Vigo también juegan por el mismo objetivo, de ahí que ganar a esos rivales significaría dar otro paso adelante en el largo maratón de la competición.

La victoria en Vallecas ha significado un golpe de confianza a un grupo cuya unión y compromiso, a pesar del aplazamiento salarial, ha sido la de hablar alto y claro donde corresponde: sobre el terreno de juego. Y lo mejor de todo es que algunos jugadores que no acabaron de arrancar en la pretemporada sí están dando la cara en la hora de la verdad.

El mejor ejemplo es el brasileño Jonathas de Jesús. Estuvo reñido con el gol en los encuentros de preparación y en las dos primeras jornadas apenas dispuso de oportunidades. Al delantero se le resistía el gol y eso ensombrecía su labor. Pero todo ha dado un giro radical tras la completa actuación y el derroche de condiciones técnicas y físicas que exhibió en Vallecas. Su gol y asistencia en la acción del tercer tanto, anotado por Pedro Mosquera, le han servido para liberarse de esa racha y confirmar que puede ser un jugador desequilibrante en los metros decisivos.

Su partido en Madrid le encumbró ante sus compañeros, no ya solo por el acierto goleador sino también por el trabajo que realizó en todo momento, siendo el mejor poste en ataque y dando salida al juego desde atrás.

Jonathas espera seguir en racha después de haber hecho lo más difícil. Y en su cabeza, no hay otro objetivo que mejorar los registros goleadores de sus compañeros en la pasada temporada. Coro fue el máximo realizador con 5 dianas, por lo que esa meta la tiene a su alcance de seguir en esta dinámica. Mientras tanto, el entrenador, Fran Escribá, ha programado una semana de trabajo marcada por hasta tres sesiones a puerta cerrada para aislar al equipo del entorno. Escribá no quiere ni excesos de euforia por lo realizado hasta el momento. Y es que ahora, en su cabeza no hay otro pensamiento que el planificar el duelo ante el Éibar y plantearse unas posibles rotaciones para estos tres encuentros que no perjudiquen al equipo.

Fondo de armario

El hecho de tener que contar con poco fondo de armario podría llevar al técnico a optar por dosificar los esfuerzos y plantearse esos cambios en la cita del Santiago Bernabéu. Es una de las opciones que tiene en mente, si bien no quiere pronunciarse todavía. En principio, le queda la tranquilidad de seguir disponiendo de todos los efectivos, mientras que las lesiones y las sanciones sigan respetando al grupo.

Lo normal, es que el entrenador siga confiando en la misma columna vertebral para preparar la visita del Eibar. Un rival que se estrena en la máxima categoría nacional y que cuenta en sus filas con hasta cinco jugadores que han pasado por la disciplina del Elche.

Estos son los casos del portero Jaime Jiménez, del central Raúl Albentosa, que solamente llegó a estar en el filial, además de Javi Lara, Manu del Moral y el delantero Ángel. S erá el escaparate para reivindicarse.