Las Provincias

Elche CF

ELCHE CF

«La comisión deportiva del año pasado gastó dinero de más y mal»

fotogalería

Fran Escribá, técnico del Elche, durante la rueda de prensa de ayer. / Daniel Madrigal

  • Fran Escribá afirma que tiene una plantilla corta pero que «no somos 20 jugadores, sino 25.000 los que hay detrás» del conjunto ilicitano

El entrenador del Elche, Fran Escribá, no se mordió ayer la lengua a la hora de valorar la planificación deportiva. Asume que hay una plantilla corta y desequilibrada por culpa del límite presupuestario impuesto por la LFP, pero también responsabilizó a la anterior comisión deportiva de generar este problema. No quiso dar nombres porque «había tres responsables en esa comisión», pero sí trató de ser contundente en sus afirmaciones, a pesar de las explicaciones que en su día dio el presidente José Sepulcre para justificar lo ocurrido.

«La culpable de la situación actual del Elche es la comisión deportiva de la temporada pasada. Gastó más dinero y mal, y eso nos ha condicionado para la actual plantilla. Eran tres personas sus componentes y con esto queda claro el tema», afirmó el preparador franjiverde.

El técnico no quiso poner nombre al «enemigo que hay dentro del club» y restó importancia a las declaraciones del director del Hércules, Juan Carlos Ramírez, quien aseguró que el Elche descendería esta temporada o la que viene.

«Me hubiera gustado una mayor contundencia en las explicaciones que dio el presidente, porque a mí no me tiene que convencer sino a la afición. Lo cierto es que la planificación del año pasado no fue buena y ahora lo estamos pagando», recalcó el preparador. Y es que contar con 20 jugadores para lo que resta de temporada es motivo de preocupación como dejó entrever. «Como me dijo un aficionado, no somos 20 jugadores sino 25.000 los que están detrás del equipo. Es la mejor forma de afrontar la temporada», recalcó.

Tocó madera para que las lesiones y sanciones no pasen factura, pero en líneas generales está contento con el bloque que se ha armado. «Estoy encantado con lo que tengo. Hay una plantilla corta pero buena», aseveró, y avanzó que esta temporada se verá a un Elche con otro patrón de juego: «Hemos perdido físico con jugadores como Carlos Sánchez o el propio Rubén Pérez. No tenemos una fuerza tremenda y eso nos obliga a asociarnos más en el centro del campo y a tener mucho más el balón».

Escribá asume tener una plantilla desequilibrada en algunas demarcaciones, lo que será una desventaja a superar estos meses: «Tenemos una plantilla desequilibrada en algunas posiciones. Me gusta la competencia y hubiera deseado tener un jugador más defensivo tanto en el lateral derecho como en el centro del campo».

Reconoció que dio el visto bueno a la cesión de Miguel Ángel Garrido al Girona porque en ese momento «pensábamos que íbamos a disponer de ese margen económico para fichar a otro lateral derecho y más cuando faltaban 20 días para el comienzo de la competición».

De cara al encuentro ante el Rayo, el preparador tiene claro que el Elche debe mostrar la intensidad en su juego desde el primer minuto si no quiere salir derrotado. «Han firmado muy bien y a mí me encanta el equipo que tienen. Sabemos que si no le disputamos el balón nos van a poner en problemas. Ya vimos como supieron neutralizar en casa al actual campeón de Liga que apenas les generó ocasiones».

Tuvo palabras de elogio hacia Roberto Trashorras, al que definió como «el Pirlo del Rayo. Es un jugador que sabe darle al equipo lo que necesita», sin olvidar a jugadores como Baptistao o Manucho. También se acordó de su técnico, Paco Jémez, que es uno de los artífices de que el Rayo siga estando en Primera División: «Somos dos equipos que llevan marcado el sello de sus respectivos entrenadores. El Rayo lleva tiempo que basa su juego en la asociación entre jugadores y nosotros por el equilibrio táctico sin despreciar el balón».