Las Provincias
Elche CF
Cristian Herrera, durante el partidillo en el campo anexo.
Cristian Herrera, durante el partidillo en el campo anexo. / Daniel Madrigal

ELCHE CF

Cristian Herrera oposita al '9' del Elche

  • El delantero considera que sus condiciones técnicas son diferentes a las de Jonathas, que le ha ganado el sitio

Cristian Herrera escogió en pretemporada el dorsal nueve del Elche. Y hasta el momento, el canario no ha tenido el protagonismo que acaparó en su primera temporada siendo el salvavidas en muchos partidos. La llegada del brasileño Jonathas y la demora en la tramitación de algunas fichas, entre ellas la suya, le ha relegado a un rol secundario, por el momento. Pero, Cristian Herrera no se desespera. Como si de una carrera de fondo se tratara, el jugador tiene claro que debe trabajar en cada entrenamiento para convencer a Fran Escribá.

El jugador no ha perdido la confianza en su estilo de juego. Aseguró ayer que se ve «capacitado para marcar goles». «Trabajo para ello y aprendo día a día», confirmó. La competencia no le preocupa, al contrario. Es una motivación extra para seguir progresando y demostrar que puede tener un puesto en el equipo después de que la temporada pasada jugara 21 partidos, un total de 1.082 minutos y firmara 3 goles. Hasta el momento, se ha tenido que conformar con los ocho minutos frente al Granada.

«Jonathas es un muy buen delantero, le da muchas opciones al equipo y nos beneficia a todos», admitió el jugador. «Somos completamente diferentes y cada uno aportamos cosas distintas. Yo tengo mucha más movilidad arriba para ir a los espacios y él viene más al apoyo», apuntó en la comparación. Cristian entiende que «cada uno aporta unas cosas y ante todo yo debo convencer al míster con mi trabajo», indicó como principal argumento para acabar con su suplencia.

En teoría, la apuesta por un estilo de juego más ofensivo, tal y como pretende introducir Escribá, debería beneficiarle. «Se han hecho fichajes para ser un equipo mucho más ofensivo y es algo que nos beneficia, sobre todo a los delanteros. Si tenemos un equipo que juega más la pelota, para nosotros es más fácil que nos lleguen balones».

El ariete también opinó de la falta de efectivos que hay en la plantilla y lo resumió con una frase. «Somos los que somos y estamos los que estamos», y añadió: «nosotros somos los encargados de dejar todo en el campo y sacar todo adelante. Quizás uno o dos fichajes hubiesen hecho falta, pero somos un buen bloque».

En la temporada que debe ser la de su consolidación, Cristian Herrera no quiso obviar el esfuerzo de sus compañeros en el aplazamiento de parte de sus sueldos. El jugador quiso agradecer el comportamiento de sus compañeros porque pasó unos días complicados en la primera semana, al no entrar en la convocatoria para Barcelona. «Me dio tranquilidad que fuera una razón económica y no deportiva, pero sí que me sorprendió», reconoció.

Decisión de última hora

«Todo fue una decisión de última hora, pero estaba tranquilo porque me dieron la seguridad de que todo se iba a resolver. Edu Albacar nos explicó que era un beneficio para todos el tomar la medida de aplazar un porcentaje de nuestras fichas. Y todo el mundo aceptó, algo que no me sorprende por el grupo que tenemos en el vestuario», comentó el jugador, que esta temporada ha visto mejoradas sus condiciones económicas con un nuevo contrato.

A la vuelta de la esquina aguarda el partido en Vallecas, la primera oportunidad para estrenar el casillero de victoria. Y el delantero espera un partido de máxima igualdad. «Sabemos que el Rayo intenta jugarla siempre y estamos ensayando esas acciones para traer un buen resultado. Nosotros vamos a hacer nuestro partido y no iremos a salir solamente a la contra. La idea es apostar por robarle el balón al rival porque será un duelo de tú a tú».

Cristian Herrera apela a la «máxima intensidad» e «ir a morder» para evitar otro resultado negativo en este inicio de la competición. «Debemos ser mucho más intensos que ellos y mostrar un plus extra sabiendo que jugamos fuera de casa». Tiene claro que el Rayo es un rival directo en la pugna por la permanencia. Y de reojo tampoco olvida la próxima visita del Éibar. «Los puntos tienen una máxima importancia, debemos estar concentrados para estar más cerca del objetivo».