Las Provincias

Elche CF

ELCHE CF

«La situación económica del Elche no es un desastre»

fotogalería

José Sepulcre, ayer, en rueda de prensa, acompañado por la directora de comunicación del club María José Miralles. / Daniel Madrigal

  • José Sepulcre asume su responsabilidad en la falta de fichajes y asegura que hay una plantilla corta pero de mayor calidad

El presidente del Elche, José Sepulcre, asumió ayer los galones de mando para aclarar toda la coyuntura vivida en las últimas semanas y que ha privado al Elche de poder llevar a cabo más incorporaciones debido al control presupuestario de la LFP. Sepulcre dejó claro que el proyecto deportivo «no se ha quedado a medias» y que se ha optado esta temporada por configurar una plantilla «corta pero de mayor calidad y competitiva». «Lo fácil hubiese sido tener 24 jugadores, pero de menor nivel». A su juicio, las limitaciones que ha tenido el Elche en comparación con otros clubs no significa que «nos hayamos pegado un tiro al pie o hayamos pegado un tiro a la ilusión de la gente, al contrario. El club tiene ilusión y la Liga acaba de comenzar».

Sin querer responsabilizar a la LFP, cuyas «exigencias han sido mayores a raíz del caso Real Murcia», el Elche, según sus palabras, tuvo que «hacer pronto y bien su trabajo de fichajes» cumpliendo con un presupuesto de 12,1 millones de euros. Que no se concediera más margen económico, lo argumentó el presidente asegurando que el desvío presupuestario de la temporada pasada les ha pasado factura.

«Tuvimos un exceso de en torno al millón de euros. Tocó pagar unas primas de permanencia a los clubs por cedernos jugadores, además de los pagos de 4 millones por la prima de ascenso. Eso ha provocado que vayamos más justos ahora», dijo. Ese argumento fue clave para remodelar la comisión deportiva y apostar por la llegada de Víctor Orta.

«Anuncié en su día un cambio total de la comisión deportiva y lo he hecho. Jesús de Huerta sigue en el club, pero no está en una parcela de responsabilidad», y recordó: «como presidente, cuando pierdes la confianza en las personas, se hacen cambios». Sepulcre defendió la labor de su actual director deportivo «porque ha gestionado bien el presupuesto aunque es evidente que siempre falta más dinero para hacer fichajes» y anunció que Orta «no me ha presentado su dimisión y no creo que haga falta. Tampoco me ha demostrado desencanto, sino que todo ha sido solo una dificultad más que hemos tenido que superar en este tiempo».

También hizo otro guiño al entrenador, Fran Escribá, que era conocedor de primera mano de los problemas que iban surgiendo. «Hablo a diario tanto con Orta como con Escribá. En ningún momento los he visto desencantados. A todos nos gustaría otra situación, una plantilla más completa, pero están con ilusión, el trabajo de cuerpo técnico y comisión deportiva es incuestionable». Sobre la advertencia de Escribá de que él ofrecería una rueda de prensa si las explicaciones no eran convincentes, Sepulcre dijo que no «me lo tomé como una advertencia».

No ocultó tampoco que se cometieron errores en la confección de la plantilla de la pasada temporada. Y aseguró que las salidas de Toño y Sapunaru han tenido un alto coste económico que también ha contabilizado en el actual presupuesto. «Hemos preferido quedarnos con los jugadores que entran en los planes del entrenador y despedir al resto para evitar problemas si seguían en el vestuario». En este sentido, el mandatario dijo que «prefiero trabajar con previsión que fichar a última hora y mal. Esperar a última hora para firmar jugadores no me parece bien».

Cerrado ya el plazo para nuevas altas, Sepulcre dejó claro que el club seguirá trabajando para conseguir tener el visto bueno y hacer «más competitiva la plantilla o dar de alta a algún jugador en el paro», que es una de las alternativas que se manejan para apuntalar el bloque. «Puede que el presupuesto que está sujeto siempre a una serie de variables nos permita dentro de un mes hacer esta incorporación».

También quiso justificar la medida de aplazar el 12% del salario del cuerpo técnico y jugadores como única solución para desbloquear el asunto de las fichas de los tres jugadores que no pudieron estar en el partido de Barcelona (Enzo Roco, Cristian Herrera y Víctor Rodríguez). «Hay que agradecer el compromiso de los jugadores y del cuerpo técnico; si hubiera sido una propuesta indecente jamás se lo habríamos pedido», advirtió. Y lanzó un mensaje claro: «Vamos a seguir trabajando para cubrir en mayo este asunto y que no sea ningún problema». Sepulcre quiso minimizar la eventualidad asegurando que «esta dificultad no es tan grande e importante, aunque parece que para algunos estemos en el Apocalipsis».

José Sepulcre salió al paso de las críticas recibidas de una parte de la afición por su política económica. En este sentido, aseguró que «las cuentas del club no son ningún desastre» y agregó que «después de 24 años, el club está al corriente con Hacienda y Seguridad Social y no nos ha denunciado ningún futbolista».