Las Provincias

Elche CF

elche cf

La plantilla del Elche se baja el sueldo

Jonathas firma un autógrafo a un joven aficionado después del entrenamiento de ayer.
Jonathas firma un autógrafo a un joven aficionado después del entrenamiento de ayer. / Daniel Madrigal
  • El ajuste salarial permite al club validar las fichas de Enzo Roco, Cristian Herrera y Víctor Rodríguez

La plantilla del Elche CF dio una muestra más de compromiso y profesionalidad aceptando una rebaja del 12% de sus salarios para la tramitación de las fichas de cuatro compañeros, que se quedaron fuera de la convocatoria en Barcelona al superar el límite presupuestario. A primera hora de la tarde, el club emitió un comunicado anunciando la inscripción de los futbolistas Enzo Roco, Cristian Herrera y Víctor Rodríguez, después de que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) diese el visto bueno.

Los acontecimientos se precipitaron el pasado jueves, cuando el club se reunió con los capitanes y les dio a conocer la necesidad de aplazar parte de los salarios para la próxima temporada. Una medida que obligó a que, horas después, todo el equipo, incluido el cuerpo técnico, celebrara una nueva reunión para valorar la situación. Al término de la sesión de ayer, se decidió aceptar la medida para conseguir que la LFP validara la presencia de Enzo Roco, Cristian Herrera y Víctor Rodríguez para lo que resta de temporada.

Fran Escribá fue el encargado de anunciar la resolución del caso. El técnico agradeció el gesto de los jugadores y su grado de compromiso y unión hacia el proyecto, a pesar de ser los grandes perjudicados al tener que rebajar su sueldo, aunque, en teoría, lo percibirán la próxima temporada. «Ellos han decidido libremente, después de varias reuniones, y entiendo que ahora es una cuestión de papeles que se solucione», dijo el preparador, que fue el primero en aceptar un aplazamiento del cobro de aproximadamente 300.000 euros de parte de su ficha de esta campaña para la próxima, lo que supone un gran gesto.

«No me gusta mentir: el club me lo pidió y yo lo hice encantado. Mi compromiso con este equipo es muy grande y todo lo que sea ayudar a pasar este momento no lo considero ni siquiera un sacrificio. Es agradecimiento a un club y a una ciudad que confía en nosotros y, en mi caso, me dio la oportunidad de entrenar», resumió. Es más, Escribá dijo que «no tendría problemas en rebajar mucho más dinero si con eso se hace posible el fichaje de Cañas».

Sobre la llegada de un último refuerzo, el máximo responsable de la plantilla no da por cerrado el equipo, pero «todo va a depender de si tenemos margen o no. Nos encantaría que viniese Cañas. Es un gran jugador y tiene todo para ser perfecto para nosotros. Ha demostrado interés y compromiso en este proyecto, por lo que he hablado con él», indicó. El club va a apurar todas las opciones para poder hacer realidad el fichaje del centrocampista, con el que ya se ha alcanzado un principio de acuerdo, que le uniría a la entidad ilicitana durante las próximas tres temporadas. Sin embargo, hay competencia. Más equipos se han interesado por Cañas. Entre ellos está el Almería, que apostará fuerte por si el futbolista al final no recala en el Martínez Valero.

El entrenador franjiverde dejó claro que esta situación es producto de la mala planificación deportiva de la pasada temporada y ahora se están pagando las consecuencias. «Es evidente que hay un control férreo y estos lodos vienen de polvos pasados. Estamos pagando males pasados», sentenció. Aun así, considera que esta situación no debe pasar factura en la relación entre la plantilla y el actual consejo de administración: «En mi caso no, y estoy convencido de que en el de los jugadores, tampoco. Esperaremos a que se cierre la plantilla. La semana que viene se explicará todo y si no se hace lo haré yo», advirtió. En sus mensajes, el técnico sí defendió la labor del club y de la dirección deportiva, al asegurar que «se han hecho bien las cosas», al margen de la negativa de la LFP a dar un mayor margen económico para realizar más refuerzos.

Tras este comienzo de competición accidentado, el técnico no cree que «hayamos agotado el cupo de mala suerte, porque no creo en eso sino en el trabajo del día a día». Una de las consecuencias es que poco o nada se ha hablado del estreno liguero el domingo ante el Granada: «No es precisamente la mejor manera de preparar un encuentro», dijo el técnico, que no duda del equipo.

La Federación de Peñas del Elche mostró, a través de un comunicado, su «agradecimiento al esfuerzo de jugadores y cuerpo técnico en la rebaja de sus salarios, para que el Elche CF pueda maniobrar presupuestariamente y no caer en la afixia económica impuesta desde la LFP». Aunque pidieron que cuando «se resuelva todo de forma positiva, se den las oportunas explicaciones a la afición, que no entiende cómo se ha llegado a esta situación».